¿FEMINISMO?

¿FEMINISMO?

Entradas Populares

Comparte en TWITTER

Seguidores

martes

¿ Decidir libremente sobre la MATERNIDAD?

“ Lo difícil no es tomar la decisión, lo difícil es confiar en esa decisión. ”

Decidir libremente sobre la MATERNIDAD 
¿Un derecho o una inmensa RESPONSABILIDAD?

Este tema es tan polémico como el mundo privado de cada MUJER.
Lo que en días recientes se debatió en la cumbre de RIO+ 20 representa la pluralidad en su máxima dimensión.
¿Cómo unificar criterios en algo tan personal y distinto entre cada MUJER?
Comparto el texto escrito por Anayeli García Martínez y consiente de que cada quien tenemos una postura propia frente a este tema.
La resolución final de la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible negó la conquista femenina de decidir libremente sobre la maternidad.
Con el aval de ONU Mujeres, EU y Brasil, la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20) culminó con una agenda “conservadora” que relegó la defensa de los derechos sexuales y reproductivos, acusaron organizaciones feministas. 
Lydia Alpízar, directora en México de la Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo (AWID, por sus siglas en inglés), alertó que aunque en la declaratoria final de la Cumbre celebrada en Río de Janeiro, Brasil –y que concluyó el pasado viernes–, se integró a las mujeres, no se hizo una mención clara sobre sus derechos. 
Alpízar, quien acudió al evento internacional, explicó que El Vaticano, Egipto y Siria encabezaron un bloque de países que promovieron que en la resolución final quedarán términos como “planificación familiar” y no derechos sexuales.
Esto implica –precisó la activista– que a nivel global persista una “visión conservadora” en la que se cree que el único papel de las mujeres es la reproducción, y que por tanto ejercer su sexualidad no se considera un derecho.
La declaratoria final de Río+20 generó polémica entre mujeres de organizaciones civiles de todo el mundo, al grado que la directora de ONU Mujeres, Michelle Bachelet; la secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se vieron obligadas a pronunciarse al respecto.
Bachellet dijo que aunque se podría mejorar la redacción de la agenda, “la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en todos los marcos institucionales forman parte del resultado final del documento”.
Clinton aseguró que en la declaración se incluyó “lo esencial”, y ante un grupo de inconformes apuntó que “las mujeres tienen que tener el poder de tomar decisiones sobre cuándo y dónde desean tener hijos”.
Al ser acusada de “traicionar” al movimiento feminista, Rousseff atajó que “en Brasil estamos invirtiendo para superar dificultades y precariedades en el acceso a los servicios públicos de salud, con pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos”.
RETROCESO

A la andanada de El Vaticano, Egipto y Siria se sumaron además los gobiernos de Chile, Honduras, Nicaragua, Rusia, República Dominicana y Costa Rica, denunciaron los grupos de mujeres.
Como resultado, la declaratoria final de Río+20 contrastó con lo alcanzado a favor de los derechos de la población femenina hace 20 años, durante la Cumbre de la Tierra de la ONU –celebrada también en Río de Janeiro–.
En 1992 el movimiento de mujeres logró que en el documento final, conocido como Agenda 21, se incluyera un capítulo exclusivo para las mujeres. Este año no ocurrió así.
En la Agenda 21 se aseguró que los compromisos se alcanzarían por medio de políticas, guías nacionales y planes que garantizaran la equidad en todos los aspectos de la sociedad, incluyendo la participación activa de las mujeres en la toma de decisiones y el manejo ambiental.
La Agenda 21 incluyó el capítulo 24 “Medidas mundiales a favor de la mujer para lograr un desarrollo sostenible y equitativo”, en el que se pidió a los gobiernos eliminar obstáculos constitucionales, jurídicos, administrativos, culturales, sociales, económicos y de comportamiento, que impiden la plena participación de las mujeres en el desarrollo sostenible y en la vida pública.
A contrapelo, la declaratoria final de Río+20 no contempló un capítulo de mujeres, y según las organizaciones ciudadanas en el texto se hace referencia a ellas sólo en unas 50 ocasiones, sin hablar sobre sus derechos específicos.
En el párrafo 45 del documento se recalca que las mujeres pueden contribuir al logro del desarrollo sostenible, y se reconoce la función de su liderazgo. Los gobiernos firmantes afirman que promoverán la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer.
En el párrafo 145 se pone de relieve la necesidad de proporcionar acceso universal a la salud reproductiva, incluida la planificación familiar y la salud sexual, y de integrar la salud reproductiva en las estrategias y los programas nacionales.
Sin embargo, acusaron las feministas de la sociedad civil, no se habló del concepto “derechos sexuales y reproductivos” ni del derecho de las mujeres a ejercer libremente su maternidad y espaciamiento de las y los hijos.
La académica de la UNAM Gloria Carega calificó como “alarmante” lo sucedido en Río de Janeiro, toda vez que los acuerdos finales que desconocen los derechos de las mujeres como factor de desarrollo, podrían influir en los resolutivos de la Cumbre Cairo+20 que se realizará en 2014 en la ONU, y en la que se evaluarán las políticas gubernamentales en salud sexual y reproductiva.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

De Impacto

ESTADÍSTICA MUNDIALES SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO

• Del 45% al 60% de los homicidios contra mujeres se realizan dentro de la casa y la mayoría los cometen sus cónyuges.
• La violencia es la principal causa de muerte para mujeres entre 15 y 44 años de edad, más que el cáncer y los accidentes de tránsito.
• La violencia contra las mujeres y las niñas es un problema con proporciones de epidemia, la violación de los derechos humanos más generalizada.
• La Comisión de las Naciones Unidas señala que por lo menos una de cada tres mujeres y niñas ha sido agredida física o abusada sexualmente en su vida.
• El miedo y la vergüenza siguen impidiendo que muchas mujeres denuncien la violencia y, por ello, los datos recogidos son inconsistentes.
• La violencia contra la mujer, destroza vidas, rompe comunidades y detiene el desarrollo. Ellas son parte vital de nuestra sociedad.
• La violencia a las mujeres ha existido siempre. Lo más grave es que nos hemos acostumbrado a ella y la vemos como algo normal.
• Las adicciones alteran la conducta y en la mayoría de casos de violencia a mujeres es bajo el efecto de alcohol o drogas.
• En México 1 de cada 5 mujeres ha sido maltratada física o sexualmente.
• Cada 15 segundos una mujer es agredida.
• En 1 de cada 3 hogares ha habido maltrato emocional, intimidación, abuso físico y sexual.
• A escala mundial, se estima que al menos 1 de cada 3 mujeres ha sido golpeada, coaccionada para tener relaciones sexuales o ha sufrido otro tipo de abusos por algún hombre presente en su vida.
• Cada 6 horas ocurre el asesinato de una mujer en México.
• 1 de cada 5 días de trabajo que pierden las mujeres se debe a la violencia que sufren.
• 40% de los asesinatos de mujeres ocurren en su propio hogar.
• Cada 9 minutos una mujer es violentada sexualmente.
• 4 de cada 5 de las mujeres separadas o divorciadas reportaron situaciones de violencia durante su unión, y un 30% continuaron padeciéndola, por parte de ex parejas, después de haber terminado su relación.
• Más de 85% de los casos de agresión contra mujeres que son denunciados en México quedan impunes.
• Del total de las mujeres casadas o unidas, 60% ha sufrido algún tipo de violencia patrimonial, ya sea por algún familiar u otra persona.
• Los costos sociales y económicos de la violencia contra la mujer son enormes y repercuten en toda la sociedad. Las mujeres pueden llegar a encontrarse aisladas e incapacitadas para trabajar, perder su sueldo, dejar de participar en actividades cotidianas y ver menguadas sus fuerzas para cuidar de ellas mismas y de sus hijos.
• En México, los costos económicos y sociales derivados de las agresiones hacia las mujeres, sus familias y comunidades ascendieron, en 2008, a más de 168 mil millones de pesos.
• Los costos económicos de la violencia se calculan a partir de la menor participación de las mujeres en el mercado laboral, menor productividad en el trabajo y mayor ausentismo; la violencia también genera menor capacidad de ahorro e inversión.
• La violencia doméstica tiene un impacto potencial sobre la capacidad futura de los niños para conseguir un empleo adecuado, ya que los niños que vienen de hogares violentos suelen tener escaso rendimiento escolar, en Latinoamérica, la edad promedio de deserción escolar es de 9 años en caso de existir violencia intrafamiliar, contra 12 años en caso de no contar con ella

VIVAN LAS MUJERES DE MÉXICO!!!

NO lo MAQUILLES

MUJERES-MUSAS